Blogia
nacimientoscanarios

De belén en belén por toda la isla

De belén en belén por toda la isla

 

Carmelo Sánchez coge papas delante de su portal, al que hizo un hueco entre frutas y hierbas.

Qué mejor plan para el fin de semana de Navidad que pegarse una ruta en familia por belenes de media isla? Esa es la propuesta que le ofrece el periódico, una aventura que hará las delicias de los más pequeños de la casa y de los entusiastas de estas recreaciones en miniatura de la Belén donde nació Jesús.

Los hay que son verdaderas obras de arte, otros destacan por la superficie que ocupan, unos son móviles, los hay canarios y también hebreos, los hay públicos, pero igualmente hay muchos que son particulares. No hay un patrón único y definido, pero sí existe una característica común en las decenas de nacimientos que hoy en día se pueden visitar en Gran Canaria, es la ilusión de quien los hizo. Son obra de auténticos artesanos del paisaje en miniatura, gente que le roba tiempo a su ocio e incluso a sus familias para pasarse meses montando un universo paralelo que los transporta a ellos y a los visitantes al momento en el que nació Jesús.



Quien quiera pasarse el día visitando belenes, en Gran Canaria tiene rutas de sobra, tiene hasta para cansarse, pero lo cierto es que se podrían sintetizar en dos alternativas, una que discurra por el norte de la isla, y otra que baje por la costa este hasta Mogán. En cualquiera de las dos se puede diseñar un recorrido de partida por los barrios de la capital, aunque la diversidad es tan alta, desde los de carácter público a los que duermen en iglesias pasando por los de los particulares, que merecerían una jornada entera.


Entre los más grandes figura con mayúsculas el nacimiento del Museo de Piedra de Ingenio, un recorrido por casi todas las escenas de la vida de Cristo, pero también están los que ha montado Fernando Benítez en el Centro Comercial Atlántico-Vecindario y en el Hiperdino de Miller Bajo, o el no menos espectacular de Aridane Betancor, en un alpendre semiescondido en un camino rural de Moya que este año se ha ganado incluso un patrocinador.


Luego los hay históricos, como el de José Sánchez, en la plaza de San Gregorio, que lleva 44 años saliendo Navidad tras Navidad, y originales, como el simpático nacimiento ideado por Carmelo Sánchez en su frutería de La Isleta, donde el Niño vino al mundo sobre papas arrugás.

http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=243434

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres